Muy a pesar nuestro, recibimos cada día en nuestro despacho un considerable número de personas que vienen con resoluciones de extinción o denegación de renovación de un determinado permiso de residencia y/o trabajo por algo tan simple como el hecho de haber estado fuera del territorio del Estado español más tiempo del reglamentariamente establecido.

En los últimos tiempos, esta situación se presenta más a menudo de lo deseado debido a que están regresando –que no retornando- personas extranjeras que se marcharon a su país de origen cuando comenzó toda la situación de crisis en el Estado español. Para entendernos entre quienes conformamos el equipo profesional de Lamar Consultoría y Gestoría S.L., les llamamos “personas re-retornadas”. Cuando nos llegan estas personas, ya nada o casi nada podemos hacer, cosa que nos deja un muy mal sabor de boca, y más veces de las que quisiéramos nos produce una sensación de impotencia porque es como si nos encontráramos con los brazos amarrados, sobre todo en aquellos casos de personas que quieren acceder a un permiso de residencia de larga duración y le es denegado precisamente por eso, por haber pasado más tiempo del permitido fuera de España.

Para evitar esta situación, es importante tener conciencia del permiso de residencia y/o trabajo que se posee, conocer el tiempo máximo que puede permanecer fuera del territorio del Estado español y, además, saber contar el tiempo o los plazos.

En el caso de las autorizaciones de residencia más comunes, el tiempo que se puede estar fuera de España es de:

  • 6 meses en el periodo de un año cuando se posee permiso de residencia y/o trabajo temporal.
  • 1 año de forma continuada fuera de la Unión Europea cuando se posee permiso de residencia de Larga Duración o Larga Duración-UE.
  • 6 meses en el periodo de un año fuera de España cuando se posee permiso de residencia de familiar de ciudadano/a de la Unión Europea.
  • 2 años fuera de España cuando se posee permiso de residencia permanente de familiar de ciudadano/a de la Unión Europea.

En ocasiones, el problema no radica en no conocer el tiempo que puede estar el o la poseedor/a de determinado de permiso de residencia y/o trabajo, sino en cuándo deben comenzar a contar dichos plazos de estancia fuera del territorio del Estado español para saber si después tendrán o no problemas para su renovación, porque ya se les extinguió; problemas incluso para que se les permita la entrada en el país o, como algún caso que se nos dado con algún cliente, que una vez facturado el equipaje en el aeropuerto de su país de origen, le hagan bajar del avión al comprobar el personal auxiliar de vuelo que el plazo de estancia fuera de España lo había sobrepasado.

El problema radica en que muchas personas no comprenden desde cuándo deben empezar a contar dichos plazos de estancia fuera de España para saber si su tarjeta puede ser extinguida o no. Y es que la normativa de extranjería no establece momento concreto. No dice ni que sea un año natural que va de un 1 de enero a 31 de diciembre; ni desde la vigencia de la T.I.E., es decir, desde la fecha de expedición de la Tarjeta de Identificación de Extranjero/a o concesión del permiso de residencia, y claro, esto genera confusión e incertidumbre.

Vayamos viendo caso por caso

RESIDENCIA DE LARGA DURACIÓN, LARGA DURACIÓN-UE O TARJETA COMUNITARIA PERMANENTE

En este caso es bien sencillo. Se trata de estar al tanto de periodos de estancia fuera de la Unión Europea de forma continuada que comenzaremos a contar siempre desde el momento en que salimos del espacio de la Unión Europea y en el momento en que volvemos a realizar una nueva entrada a la UE.

¿Puedo regresar si he pasado más de 12 meses fuera y mi tarjeta está caducada?

Si comprueban que en el plazo de un año, has estado fuera más de 12 meses, podrían ponerte problemas a la hora de entrar porque tu tarjeta se entiende caducada si comprueban que has estado fuera ese tiempo.

Lo cierto, es que puedes alegar a la hora de entrar a España que aunque tu tarjeta esté caducada, sólo está caducada su vigencia pero el derecho lo sigues teniendo si se siguen dando las mismas circunstancias por las que te concedieron dicha tarjeta, es decir, si te decides a volver pasado el tiempo de esos 12 meses fuera, procura traerte contigo toda la documentación que acredite que tienes derecho a entrar, como el certificado de matrimonio expedido recientemente (si la tarjeta la tienes por ser cónyuge o pareja de hecho de ciudadano/a de la Unión), certificado de empadronamiento donde constéis ambos inscritos, etc.

En principio, si se acredita que estás en uno de los supuestos de aplicación del régimen comunitario (cónyuge, descendiente menor de 21 años, etc), no te podría ser denegada la entrada en España. No obstante, podría ocurrir que las autoridades de tu país, no te dejen salir si comprueban que has estado fuera de España más del tiempo establecido, como ya hemos recalcado en esta entrada.

RESIDENCIA TEMPORAL

Es uno de las más problemáticas a la hora de realizar el cómputo de los plazos. Ya hemos comentado que la norma habla de seis meses en el período de un año por lo que el cálculo hemos de realizarlo obligatoriamente desde una fecha concreta en el calendario y contando un año hacia atrás. Ponemos un ejemplo, si hoy es 22 de octubre de 2017, para comprobar si estamos incurriendo en causa de extinción del permiso de residencia y/o trabajo temporal, debemos contar hacia atrás hasta llegar al 22 de octubre de 2016 y cerciorarnos de que en ese período de tiempo de un año, nuestra estancia fuera del territorio del Estado español nunca haya superado los seis meses, ya sea en una o en varias salidas.

Esto es muy importante tenerlo en cuenta, por ejemplo si queremos –y podemos- viajar a menudo a nuestro país de origen o a otro país. Recordemos el caso que comentábamos de personas a las que han hecho bajar del avión en su país de origen cuando han intentado regresar a España. Si necesitamos prevenir esta posible situación y evitar incurrir en el supuesto de extinción, tendremos que calcular el tiempo especulando con la fecha previsible de regreso a España después de nuestro viaje y contar el tiempo que hayamos podido estar fuera desde ese momento del regreso hacia atrás. Igual comprobamos que durante el año anterior a la fecha prevista de nuestro regreso ya hemos sumado seis meses fuera, con lo que, para evitar la pérdida de nuestro permiso de residencia, no nos quedaría más remedio que adelantar el viaje de regreso a España.

Si bien es cierto que para el caso de permiso de residencia de familiar de ciudadano/a de la UE (5 años o menos) dicha vigencia no se verá afectada por las ausencias de mayor duración del territorio español que se acredite sean debidas al cumplimiento de obligaciones militares o, que no se prolonguen más de 12 meses consecutivos y sean debidas a motivos de gestación, parto, posparto, enfermedad grave, estudios, formación profesional, o traslados por razones de carácter profesional a otro Estado miembro o a un tercer país, por ejemplo, si estás vinculado a una ONG y te has ido fuera de España por ser cooperante, no te afectaría el tiempo que has estado fuera, hemos de comentarte que siempre se hace muy difícil defender estas situaciones. Hay que presentar documentación que lo acredite.

En serio que hay que tener mucho cuidado, porque estas situaciones pueden llegar a pasar, pero además, por si esto fuera poco, también hemos de tener en cuenta que de cara a la futura solicitud de permiso de residencia de Larga Duración, Larga Duración-UE y Tarjeta Comunitaria Permanente, las ausencias totales del país, es decir, de España, no pueden superar, como norma general, los 10 meses si queremos cumplir con el requisito necesario de residencia continuada para que nos concedan cualquiera de estas autorizaciones de residencia o tarjetas.

Si tiene más dudas después de leer la entrada a nuestro blog, puede ponerse en contacto con nosotros y nosotras: a través del nuestros teléfonos: 955451201 – 670069338, de la hoja de contacto de la página Web: https://www.lamarconsultoria.es/contacto/ o del correo electrónico: lamar@lamarconsultoria.es

Te recordamos que nuestros horarios son muy flexibles, adaptados a las necesidades del cliente durante todos los días de la semana y que la primera consulta es gratuita. Además, según el caso, podemos realizar visitas domiciliarias.

Traducir »